11 pequeños olvidos que pueden costarte caros en una landing page

Pocas dudas caben que una landing page es un elemento esencial de cualquier estrategia de marketing digital. Sin embargo, la gran cantidad de elementos y detalles que conlleva crear una landing page optimizada hace que a menudo algunos se olviden y no se llegue a su máximo potencial o destruyamos toda la credibilidad de cara a los usuarios. Te destacamos algunos de los olvidos más habituales para que no se te pasen:

1. Título de la página: no se trata del mensaje principal que se presenta al usuario, sino del título de la página HTML que se muestra en el navegador. En SEO es uno de los factores onpage más importantes, sin embargo cuando se trata de Google Adwords se suele dejar en un segundo plano y no aprovechar el potencial que tiene para aumentar la relevancia de la página de destino.

title de la pagina

2.  Meta description: La etiqueta meta descripción es un elemento que ayuda a indicar el contenido de nuestra página. Está en el código y no es visible al usuario. Por ello, al igual que el título de la página, es habitual que se olvide y no se aproveche su potencial para describir el contenido y dar relevancia a las palabras clave más importantes de la campaña.

m description

 

3.  Favicon: se trata de ese pequeño icono que aparece en la pestaña del navegador cuando se abre una página. Es aconsejable configurarlo para tener una apariencia profesional y pulida. De nuevo, se trata de un elemento con un impacto reducido, pero que ayuda a generar credibilidad.

favicon ejemplo

 

4.  ALT y title de las imágenes: esto ayuda tanto a mejorar el nivel de calidad en Adwords como a la experiencia del usuario. Ambos elementos son etiquetas de las imágenes que sirven para definir el contenido de la propia imagen. Si los utilizamos correctamente el usuario puede ver una pequeña descripción y, además, ayuda a mejorar la relevancia de la página de destino y contribuye al nivel de calidad.

title image

 

5.  Política de privacidad: dependiendo del país puede ser más o menos grave según la legislación. Sin embargo, si estás recopilando datos a través de un formulario es obligatorio y no debes olvidar ponerlo en el formulario y/o al final de la página. La recomendación es ponerlo en un lightbox que sea fácil de cerrar por el usuario y usable al mismo tiempo.

 

6. Seguimiento de conversiones: una de las mayores pesadillas de cualquier gestor de una cuenta es como se lanzan las campañas y van pasando las horas, días y hasta semanas y no se produce ninguna conversión. Muchas veces el problema no es que no haya habido conversiones, sino que no se está midiendo correctamente y en Google Analytics o Adwords no nos figuran. Revisa que está correcto la configuración de las conversiones antes del lanzamiento.

 

7. Página de agradecimiento: aunque hemos conseguido el objetivo principal de la conversión, no podemos dejar pasar la oportunidad de generar una segunda conversión como invitarle a que nos siga en redes sociales, contarle más al usuario sobre nuestra marca, o invitarlo a suscribirse al newsletter.

 

8. Responsive: la página se ve perfecta en el navegador de la pantalla del ordenador y se ha verificado que todo está correcto. Sin embargo, se la enviamos al cliente y él sí se acuerda de que la mayoría de los usuarios hoy en día van a visitar la landing desde dispositivos móviles. Por ello, es fundamental revisar cómo queda el diseño para smartphones y tablets para que la experiencia de los usuarios sea perfecta en todos los dispositivos.

 

9.Ortografía y sintaxis: nada puede dinamitar más la credibilidad de una empresa que un texto mal redactado o una falta de ortografía. El consejo es revisar y releer todo el texto de la landing page.

 

10. Números de teléfono: atención a este punto! El truco está en que es complicado acordarse del número de teléfono de cada cliente y, muchas veces, se puede pasar cambiar el número y no nos damos ni cuenta. Por ello, es fundamental comprobar que realmente los números de teléfono visibles son los correctos.

 

11. Pruebas: el último paso, y que muchas veces se olvida, es realizar pruebas de cada elemento y formulario de la landing page. ¿Funcionan los enlaces? ¿Los botones llevan a donde queremos? ¿el formulario envía la información correctamente? ¿llega a los destinatarios? ¿se almacena todo en una base de datos?

 

Como ves, se trata de pequeños detalles que muchas veces no son tan evidentes como un título o una imagen, pero que pueden tener sus consecuencias si no se validan adecuadamente.

 

 

 

 

Otros Posts que seguro te interesan


Síguenos en redes sociales


Manuel Gil
Manuel Gil
CEO y cofundador de BlueCaribu. BlueCaribu es una de las agencias SEM de referencia en Latinoamérica. Socios Premier de Google Adwords para PYMEs trabajamos para más de 350 clientes (entre anunciantes y otras agencias) desde las oficinas de Bogotá, Madrid, Lima y Ciudad de México. Email: manuel (arroba) bluecaribu.com
¿Quieres mejorar en Google Adwords? Te contamos CÓMO HACERLO en este LIBRO Descarga gratis!
+ +

Adwords al día!

Suscríbete y te mandamos semanalmente todos los consejos y novedades sobre Google Adwords. Si te interesa Adwords, este es tu newsletter!

No te preocupes, cuidaremos tus datos.

Gracias!

Hemos recibido tu email satisfactoriamente.