Penalizaciones SEO: Tipos, consejos y lo que debes evitar.

Todo tiene un riesgo y no cumplir con las políticas de Google puede suponer perder posiciones y tráfico o no alcanzar un buen posicionamiento. Normalmente no nos preocupamos por las penalizaciones hasta que las sufrimos y vemos como el tráfico orgánico cae repentinamente sin motivo aparente.

El primer paso para recuperarse de una penalización es identificarla. Lo normal no es darse cuenta de forma inmediata de que ha sucedido, sino que se empieza a apreciar tras unas semanas en las que el tráfico orgánico ha caído de forma permanente a niveles inferiores a los de antes de la penalización.

Diágnostico de Penalizaciones

Hay dos tipos de penalizaciones:

    • Algorítmicas: el propio funcionamiento de Google penaliza una página de forma automática cuando encuentras claros signos de manipulación incorrecta. Una vez identificada la penalización es más fácil recuperarse y volver a niveles de tráfico previos. Por ejemplo, el día 24 de abril de 2012 Google lanzó la actualización “Penguin”, penalizando algorítmicamente aquellas URLs en las que los enlaces entrantes fueran “poco naturales”  o, en otras palabras, estuvieran sobre-optimizados utilizando de forma abusiva el anchor text de la palabra a utilizar. La mayoría de los webmasters notaron caidas de tráfico de alrededor de un tercio en las semanas posteriores. Para recuperarse hay que entender lo que es un Link Profile natural y modificar/crear enlaces entrantes con anchor text diverso, desde distintos tipos de web de autoridad.

 

    • Manual (previa denuncia o investigación, un empleado de Google revisa la web y puede decidir penalizarla). En estos casos es mucho más fácil enterarse porque Google manda un mensaje a Webmaster tools notificando que se ha detectado que “algunas páginas utilizan técnicas que vulneran las políticas de Google…que posiblemente existen enlaces artificiales o poco naturales apuntando hacia el sitio web…y que, una vez solucionado y eliminados, se debe de mandar una petición de reconsideración a Google”. En resumen quiere decir algo así como: te hemos pillado, así que, o lo arreglas u olvídate del tráfico de Google. La solución varia según el caso, en ocasiones se opta por abandonar el dominio y empezar otra nuevo, pero lo más normal es eliminar los enlaces entrantes que han provocado la penalización y pedir la reconsideración. Según Matt Cutts cada año 25000 webmasters reciben esta notificación.

 

    • Desde el lanzamiento de la actualización Panda en 2011, las webs con demasiados anuncios en la parte superior de la página son penalizadas por Google. Se trata de penalizar a aquellas páginas cuyo objetivo principal es conseguir ingresos por publicidad a consta de la experiencia del usuario ¿Te gusta entrar en una web y que lo único que veas sea anuncios? El objetivo es mejorar los resultado de búsqueda penalizando este tipo de sitios para mejorar la experiencia del usuario.

 

    • No muestres contenido distinto a los motores de búsqueda y a los visitantes. El cloacking está penalizado por Google.

 

    • Si la mayoría de los enlaces entrantes apuntan con el anchor text de la palabra clave con la que se quiere posicionar, es muy posible que Google te penalice. Es lo que se llama link profile manipulado vs. natural. Se trata de analizar todos los enlaces entrantes de una URL para ver desde qué página procede, la autoridad de ésta y el anchor text con el que apuntan. Cuando los enlaces se han generado de forma natural suelen tener unas características propias que, cuando se manipula sin conocimiento, no se cumplen. Por ejemplo, si se trata de enlaces “naturales” no siempre apuntan con la palabra clave que se quiere posicionar, sino que también se incluyen anchor text como la marca, leer más, más información, etc. Utiliza OpenSiteExplorer para analizar los enlaces entrantes y ten siempre en cuenta que nunca hay suficientes anchor text genéricos.

 

    • Mantén la densidad de la palabra clave que quieras optimizar por debajo de un…. Nada! La densidad de palabras clave es uno de los mitos que Matt Cutts ha tratado de desmentir una y otra vez. Lo que se ha de tener muy claro es que se ha de escribir pensando en los usuarios y en los motores de búsqueda. Si únicamente piensas en los motores de búsqueda y escribes 40 veces la misma palabra clave, como pasaba en 1999, no conseguirás posicionar.

 

    • Dentro de las políticas de Google, la compra de enlaces es motivo de penalización. Pero…¿Qué es una enlace comprado? ¿Un patrocinio? ¿Un publirreportaje? Se trata de enlaces que evidencian de forma muy clara que se han generado por una contraprestación monetaria y no son editoriales. Por ejemplo: enlaces en otros idiomas, desde webs de otras temáticas, con el anchor text elegido, en lugares poco relevantes como el lateral o el footer, listados de enlaces, etc. No hay una regla clara, pero con un poco de sentido común se puede saber lo que es penalizable y lo que no: ¿Pondría yo ese link ahí de forma voluntaria si fuera mi página?. Así que, si están bien hechos, los motores de búsqueda y tu competencia no podrán detectarlos. Shhh!

 

  • Si has caído en alguna penalización tienes que arreglar aquello que te haya llevado a esa situación y pedir a Google que lo reconsidere mediante un formulario llamado “reconsideration request”.

Grandes empresas como BMW, JCPenny o el propio Google Japón en 2009 han sufrido penalizaciones y han sido capaces de recuperarse. Por tanto, si crees que Google te ha penalizado lo mejor es acudir a un experto que sea capaz de diagnosticar si se trata de una simple caída de posiciones y tráfico o realmente hay una penalización.

 

banner_seo

 

Síguenos en redes sociales


Manuel Gil
Manuel Gil
Director de BlueCaribu Colombia. Con más de 5 años de experiencia en Search, trabajó en Havas Digital Madrid antes de incorporarse a BlueCaribu. Certificado en Google Analytics y Google Adwords. En Colombia es mentor de Apps.co, HubBOG y StartupWeekend y ha impartido charlas en distintas universidades y congresos en España y Colombia. De profesión Administrador de Empresas y Abogado (España), su foco de los últimos años es la analítica web y optimización de conversiones.
Contacto

Estamos a tu disposición. Cuéntanos cómo podemos ayudarte.